Please enable JavaScript to access this page. Su-Pah News : May 2017

Friday, May 12, 2017

Increible Dieta FODMAP para el colon e intestino irritable

Si quieres saber más sobre la dieta FODMAP, visita nuestro artículo https://www.alimmenta.com/dietas/fodmap/ FODMAP es una abreviatura de las siguientes palabras: Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles, que son hidratos de carbono de cadena corta fácilmente fermentables por algunas de las bacterias intestinales. La dieta baja en FODMAP está indicada en algunas situaciones como molestias intestinales que cursan con gases y diarreas y en el colon o síndrome de intestino irritable que presenta los mismos síntomas

Visita nuestra web http://www.alimmenta.com

Antes de seguir una dieta FODMAP, es importante que se haya realizado un diagnóstico y tratamiento correcto por parte del gastroenterólogo como primer paso. En relación a los hábitos de vida es primordial gestionar el estrés y llevar a cabo una dieta saludable sin alcohol, café, alimentos muy grasos o fritos, o consumir un exceso de productos integrales de difícil digestión. Si los síntomas de diarrea y gases persisten, debe aplicarse una dieta baja en FODMAPS. Es decir, una dieta baja en hidratos de carbono corta fermentables por la flora colónica. Entre dichos hidratos de carbono encontramos: * Fructo-oligosacáridos (FOS): presentes por ejemplo en el trigo, centeno, cebollas y ajos * Galacto-oligosacáridos (GOS) que se hallan principalmente, en las legumbres * Lactosa: presente en leche y derivados * Fructosa que se encuentra en la miel, jarabes, y en todas las frutas en concentraciones variables. Y por último * Sorbitol, el xilitol, el maltitol y el manitol: como por ejemplo presentes en alimentos light, edulcorantes, peras, ciurelas, etc.

Además es recomendable evitar salsas, caldos, aderezos, embutidos y carnes procesadas, también las bebidas alcohólicas (especialmente vino dulce, ron, cerveza) y bebidas gaseosas. Asimismo, es importante evitar comer con prisas, nervios o con ropa ajustada. Sin embargo, para que esta dieta no produzca ningún tipo de carencia nutricional es necesario que sea supervisada por un dietista-nutricionista, que tras 3-6 semanas de exclusión de alimentos ricos en FODMAPs de la dieta, te los irá reintroduciendo, valorando la aparición de síntomas digestivos, así como posibles carencias de la dieta.

Seguir una dieta FODMAP no implica seguir una alimentación sin gluten (que solo está recomendada en caso de celiaquía, sensibilidad al gluten no celíaca o si las vellosidades intestinales están muy afectadas); la razón por la que se evita el trigo, la cebada y el centento en una dieta baja FODMAPs no es por la presencia de gluten en sí, sino por la presencia de los Fructo-oligosacáridos (FOS) que llegan al intestino sin digerir y son fermentados por las bacterias, originando los síntomas propios del colon o síndrome de intestino irritable. El uso de enzimas digestivas como lactasa o alfa galactosidasa puede ser útil en algunos casos, así como el uso de probióticos como el bifidobacterium infantis 35624 que puede ayudar a mitigar los síntomas.